Blog

Podemos Obtener Mejor

El Miércoles 16 de Septiembre, el representante estatal Harry Warren anunció que no seguirá adelante su proyecto de ley HB-328, el cual devolvería el privilegio de manejar a la población indocumentada de Carolina del Norte.

Según el representante, “el proyecto de ley no está muerto”. Afirmó él que quizás se discutirá de nuevo en la sesión corta que se inicia en Mayó del año que viene.

Para muchos, esto fue un día triste. Para los demás, esto significa una oportunidad para pedir algo mejor.

Desgraciadamente, la HB-328 fue una espada de doble filo. A un lado la falta del derecho a manejar ha causado que muchos sean arrestados y enfrenten el sistema de deportación. Al otro lado, la propuesta de ley exige que uno admita ser indocumentado y pruebe que no es criminal, antes de obtener  un permiso restringido marcado, el cual segrega a la persona como ciudadano de segunda o tercera clase.

Tristemente, los ambientes políticos en este país y en nuestro estado han causado que mucha de la gente quienes lucharon valientemente hacen 2 años en contra del proyecto anti-inmigrante HB-786 acepten una versión más suave.

Si se acuerdan, el proyecto HB-786 también pretendía devolver el privilegio de manejo a los indocumentados. Desgraciadamente, esta propuesta fue introducida sin informarle bien a la comunidad. Aunque algunos lo apoyaban y decían que era bueno y lo mejor para la comunidad, la mayoría no se dejó engañar, se informó, y dijo “podemos obtener mejor”.

Debido al buen trabajo de la comunidad, la HB-786 fue enviada a un comité de estudio, el cual dijo que costaría demasiado y haría más daño a nuestro estado que bien.

Gracias a este gran esfuerzo, este año se introdujo la propuesta HB-328. El hecho de que poco a poco fue mejorando es un testimonio al espíritu luchador y la dedicación de la comunidad.

Imaginen lo que se puede ganar, si nuestra gente sigue luchando y diciendo “podemos obtener mejor”.

Pero, para “obtener mejor” tenemos que tomar la iniciativa. Nuestra gente tiene que informarse y pedir lo que necesita. En vez de apoyar un proyecto que sigue teniendo como punto de inicio la suposición de la criminalidad entre los indocumentados, ¿por qué no proponer algo que nace del pueblo y refleja los valores y las necesidades de nuestras familias?

En vez de permitir que supuestos líderes quienes nunca reconocen la inteligencia y el poder del pueblo pidan algo sin consultarle, ¿por qué no unirnos y pedir una ley basada en la dignidad de nuestras familias?

La pura verdad es que las únicas personas quienes saben lo que necesitan son las mismas persona quienes son afectadas. Juntos podemos obtener mejor!